El Comité de Ministros confirmó el rechazo al proyecto minero portuario Dominga, el cual ya había sido desestimado por la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Coquimbo en marzo de 2017. En votación dividida, las carteras de Medio Ambiente, Salud y Agricultura desestimaron las reclamaciones de Andes Iron, por no haber presentado medidas de mitigación apropiadas y no hacerse cargo de los impactos medioambientales ni de la salud de las personas.

El estudio de impacto ambiental de Dominga fue fuertemente cuestionado por Oceana y otras organizaciones de la sociedad civil, por no presentar información básica y por no dimensionar los impactos que las dos minas a rajo abierto y el mega puerto tendrían sobre el ecosistema marino y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt. La comunidad científica, a través de una carta abierta, también advirtió a las autoridades sobre los daños irreversibles que el proyecto Dominga tendría sobre el medioambiente.