Campañas pasadas

Protegiendo Ecosistemas Marinos Vulnerables

Dentro de la gran gama de ecosistemas marinos que existen en los océanos del mundo, están los denominados ecosistemas marinos vulnerables.

Campañas pasadas: Ecosistemas Marinos Vulnerables

Estos merecen especial y urgente atención por ser, según la ONU, particularmente susceptibles a sufrir trastornos, daños o destrucción, producto de las actividade humanas -como la pesca de arrastre de fondo-, o a las fluctuaciones del ambiente que los circunda.

Ejemplos e indicadores de ecosistemas marinos vulnerables son los corales de aguas frías y los montes submarinos de los cuales en Chile ya se han identificado más de 100. Otros ejemplos son los hábitats de especies en peligro, las zonas de desove y crianza, zonas de alimentación, ventanas hidrotermales, entre muchos otros.

El nivel de vulnerabilidad de cada uno de ellos depende, sin duda, de sus características particulares, sin embargo, los montes submarinos y los corales de aguas frías han recibido especial atención debido a su alto nivel de fragilidad física, gran endemismo asociado, incipiente nivel de conocimiento existente, y deficiente  protección o administración en aguas internacionales.

La Zona Económica Exclusiva de Chile (ZEE) alberga variados ecosistemas marinos vulnerables, dentro de los que destacan diversas formaciones milenarias de corales de aguas frías y al menos 118 montes submarinos. Ejemplos de ellos son los montes submarinos del Cordón de Juan Fernández y Cordilleras de Nazca, Salas y Gómez, e Isla de Pascua, en los que abundan los corales de aguas frías que forman bancos o arrecifes tanto o más complejos y longevos que sus parientes tropicales.

Lamentablemente la riqueza biológica de los montes submarinos los hace muy atractivos para la pesca industrial, pues en ellos suelen abundar especies de peces de alto valor comercial, tales como el orange roughy, el alfonsino y la langosta enana que suelen ser capturados con pesca de arrastre de fondo.

¿Qué hace Oceana?

Que Hace Oceana

Ante la amenaza que constituye la pesca de arrastre de fondo para la conservación de los ecosistemas marinos vulnerables, Oceana elaboró un proyecto de ley que ingresó al Congreso Nacional en abril de 2009 con el patrocinio de 5 Senadores, para prohibir este arte de pesca en los ecosistemas marinos vulnerables, particularmente en los montes submarinos. Dentro de los puntos que considera el proyecto de ley, Oceana ha enfatizado la importancia de cerrar todos los montes submarinos de la zona económica exclusiva en virtud del principio precautorio, que está reconocido e incorporado en diversos Acuerdos y Tratados internacionales ratificados por Chile. Diversas organizaciones internacionales han instado a los Estados a prohibir las artes de pesca de fondo en áreas donde hay montes submarinos u otros ecosistemas marinos vulnerables, hasta que no se demuestre categóricamente mediante estudios científicos, que no serán afectados por esta actividad.

Ley para la Protección de Ecosistemas Marinos Vulnerables

De aprobarse el proyecto de Ley para la Protección de Ecosistemas Marinos Vulnerables, la autoridad competente deberá identificar estos ecosistemas para luego cerrarlos a las actividades pesqueras que los afecten; se prohibirá –en virtud del principio precautorio- la pesca con artes de fondo en las áreas donde existan montes submarinos mientras no se demuestre científicamente que la pesca no los afectará negativamente; se requerirá que el 100% de la flota arrastrera lleve observadores científicos abordo para recolectar información sobre la presencia de ecosistemas marinos vulnerables; y se permitirá que universidades, actores del sector pesquero artesanal e industrial y organizaciones de la sociedad civil puedan presentar evidencias sobre la existencia de estos ecosistemas y proponer su estudio, identificación y protección.