Campañas pasadas

¡No más Zonas de Sacrificio!

Estas zonas son zonas altamente industrializadas, saturadas de plantas termoeléctricas a carbón,

Campañas pasadas: Zonas de Sacrificio

El término "Zonas de Sacrificio" ha sido acuñado para reflejar aquellos lugares que concentran una gran cantidad de industrias contaminantes, afectando siempre a aquellas comunidades más pobres o vulnerables.

 Sus habitantes generalmente viven en situación de pobreza y carecen de redes políticas para defenderse de la instalación de nuevas empresas. La carga de contaminación en estas zonas es muy superior a la de otras localidades costeras que gozan de una condición socioeconómica más acomodada y poseen la capacidad e influencia para evitar que estos polos industriales se construyan cerca.

Son zonas que han sido destinadas al sacrificio, olvidadas por los sucesivos gobiernos que han seguido permitiendo la instalación de nuevas industrias contaminantes, aun cuando el impacto sobre la salud de las personas y el medio ambiente ha sido inmenso.

El Presidente Piñera en su mensaje presidencial del 21 de mayo de este año se refirió a esta situación diciendo que “…las tragedias ambientales y sanitarias de Ventanas, Huasco, Coronel y Mejillones, hablan mejor que mil palabras. Chile no merece esto”.

¿Qué hace Oceana?

Ponga fin a las zonas de sacrificio

Oceana ha solicitado al Gobierno una serie de medidas que pondrían fin a las zonas de sacrificio. Ahora necesitamos que tú también te sumes a esa petición y nos ayudes a difundirla. Se prohíba la entrada en operación de nuevas industrias a carbón o petróleo en estas zonas de sacrificio. A modo de ejemplo, en el caso específico de Ventanas no debe autorizarse la operación de las plantas Campiche ni Energía Minera; en Huasco no debe entrar en operación la termoeléctrica Guacolda 5 y debe mantenerse el rechazo a la central Punta Alcalde. Se revise la situación de centrales termoeléctricas a carbón en las zonas de sacrificio, asegurando una reducción de sus emisiones hasta niveles aceptados por la Organización Mundial de la Salud, o disponiendo su cierre programado si esto no es posible.

Oceana ha solicitado al Gobierno una serie de medidas

Se paralice el funcionamiento de la fundición de Codelco Ventanas mientras no cuente con un informe sanitario favorable. Se levante una línea base de contaminación en las zonas de sacrificio para saber con precisión el tipo y concentración de contaminantes y sus riesgos. Se elabore e implemente, en el más breve plazo, un plan de descontaminación con presupuesto suficiente y plazos acotados que logre reducir drásticamente los niveles de contaminación de las zonas de sacrificio. Se apruebe, en el más breve plazo, una Norma para Emisiones Contaminantes de Fundiciones, incluyendo límites para mercurio, arsénico, dióxido de azufre, entre otros, tanto para las fundiciones existentes como para las nuevas. Para ello se deben adoptar los límites fijados para estos contaminantes por la Organización Mundial de la Salud.