Al navegar por la costa de La Higuera, se pueden avistar ballenas, delfines y chungungos, una de las dos especies de nutria que habitan en Chile y una de las más pequeñas del planeta.  

La pesca artesanal es una de las principales actividades de sustento para las comunidades locales, mientras que el turismo ha adquirido cada vez mayor importancia.

A lo largo de la historia, esta zona se ha visto amenazada por una serie de proyectos mineros, portuarios y de energía termoeléctrica. Sin embargo, la riqueza natural de La Higuera la posicionan como una prioridad para la conservación.