Protección de hábitats marinos

Una de las grandes riquezas de nuestro país es su ecosistema marino. Por ello, Oceana se ha enfocado en proteger lugares que representan un hábitat único y que se ven amenazados por actividades económicas nocivas como la pesca de arrastre, la salmonicultura, las centrales termoeléctricas o la minería.

La Zona Económica Exclusiva de Chile (ZEE), alberga variados ecosistemas marinos y debido a sus características particulares, muchos de estos lugares presentan un alto nivel de vulnerabilidad.  Basados en la información científica, y junto a las comunidades que habitan estas zonas excepcionales, Oceana ha trabajado en los últimos años en impulsar políticas que ayuden a la protección de hábitats marinos únicos en el mundo.  Conservar estos lugares hoy, significa proteger el medioambiente para las futuras generaciones.