Con el objetivo de preservar esta zona, Oceana realizó cinco expediciones submarinas a través de las cuales se levantó información sobre su biodiversidad marina y se identificaron los objetos de conservación.  Los informes fueron puestos a disposición de las autoridades con el objetivo de crear un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU), que permitiría conservar la riqueza marina del lugar y, a la vez, fomentar el desarrollo social y económico de la comunidad local.

El sistema de Áreas Marinas Protegidas de Tortel implicaría la conservación de los parques terrestres ya existentes en la zona, Parque Laguna San Rafael, Parque Bernardo O´Higgins y Reserva Katalalixar.