En seminario internacional autoridades alertan sobre millonarias cifras en pesca ilegal y exponen medidas para frenarla



29/09/2017
Contacto: Cristián Arroyo: [email protected] +56 9 4451 5945

Viña del Mar, 29 de septiembre, 2017. Más de 240 millones de dólares anuales es la cifra en pesca ilícita de merluza del sur, pequeños pelágicos y merluza común que dio a conocer José Miguel Burgos, Director del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) en el seminario que el organismo convocó en conjunto con la organización de conservación marina Oceana, “Protocolos de Trazabilidad y su Rol en el Combate contra la Pesca Ilegal”, instancia en la que diversos expertos nacionales e internacionales expusieron sobre la importancia de implementar medidas como la trazabilidad.

“Se trata de una herramienta que permite tener control de la información de los productos pesqueros desde que se extraen hasta que llegan al plato, lo que asegura el origen legal de lo que se está consumiendo”, explicó Liesbeth van der Meer, Directora Ejecutiva de Oceana Chile. “La trazabilidad, además de ayudar a la sustentabilidad, es tremendamente importante para asegurar la inocuidad alimentaria”, agregó.

En el seminario, Hernán Rojas, Director de CERES BCA, expuso el exitoso ejemplo de trazabilidad en carne bovina que se implementó en Chile a partir del año 2000, y que permite en la actualidad conocer la cadena completa del producto a consumir.

Además, expusieron Katheryn Patterson y Glynnis Roberts de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, quienes presentaron las políticas que han impulsado para modernizar los puntos de control y programas de vigilancia en el monitoreo de la pesca ilegal en el país del norte. Por su parte, Beth Lowell de Oceana Estados Unidos, mostró los exitosos resultados de la campaña Seafood Fraud, que busca transparentar el origen de pescados y mariscos a través de un etiquetado que informe sobre toda la cadena de producción.

En esta materia, Sernapesca trabaja en la implementación gradual de una plataforma electrónica de trazabilidad, la cual permitiría hacer un seguimiento en línea de los productos que se pescan en las costas del país, reducir la captura ilegal de recursos, además de controlar el cumplimiento de cuotas y asegurar la inocuidad de los pescados y mariscos. Por otra parte, el proyecto de ley que fortalece este servicio, que busca mejorar las facultades y dotar de personal idóneo al servicio, se encuentra en segundo trámite constitucional en el Senado.

La Directora Ejecutiva de Oceana Chile puntualizó que hoy existe tecnología para poner en marcha la trazabilidad, puesto que ya se ha implementado en la cadena de una serie de productos alimenticios, a la que se debe sumar los productos del mar.

Más fotografías