©OCEANA| Eduardo Sorensen

¿Sabías que en el fondo del mar hay grandes formaciones similares a las montañas terrestres? Estas son conocidas como montes submarinos y corresponden a ecosistemas únicos, vulnerables, y de gran importancia ecológica. Así, en los océanos existen grandes cordilleras submarinas que se pueden extender por más de mil kilómetros. Puedes encontrar más información sobre los montes submarinos en este link.

Frente a las costas de Chile se encuentran las dorsales de Salas y Gómez y Nazca, las que comprenden más de 110 montes submarinos y se extienden por sobre 2.900 kilómetros. Diversas investigaciones científicas en la zona han permitido relevar su importancia ecológica. Sin embargo, la mayor parte de las aguas que las rodean, aproximadamente un 73%, se encuentra fuera de la jurisdicción nacional. Así, gran porción de ellas se encuentra sin protección y bajo la amenaza del cambio climático, la contaminación por plásticos, y la sobrepesca, entre otros.

 

                                                                                

 

Debido a su importancia ecosistémica, en la reciente publicación de Daniel Wagner y colaboradores (Wagner et al. 2021) se sintetiza la investigación científica disponible para estas dorsales, y se discuten las oportunidades y desafíos para lograr su protección.

En específico, destacan que estas formaciones albergan una biodiversidad excepcional, con un alto número de especies endémicas, es decir, que no se encuentran en otras partes del planeta. Además, proporcionan hábitats críticos y corredores de migración para aves marinas, ballenas, tortugas marinas y muchas otras especies ecológicamente importantes, incluidas 82 especies amenazadas o en peligro de extinción.

Por otro lado, en las aguas que las rodean se han registrado numerosas especies nuevas para la ciencia y uno de los arrecifes de coral más profundos del planeta.

Por todas estas características, la protección de estas dorsales es de suma importancia, pero se ve dificultada por el hecho de encontrarse en aguas fuera de la jurisdicción nacional de los países. Cabe mencionar que tanto en Chile como en Perú hay iniciativas de protección que abarcan estas dorsales como los Parques Marinos ya declarados Motu Motiro Hiva y Nazca -Desventuradas, en Chile, y la propuesta de Reserva Nacional de la Dorsal de Nasca en Perú.

La tarea pendiente entonces es la protección de la mayor porción de las dorsales Salas y Gómez y Nazca, aquella que se encuentra en alta mar. Mediante su protección se lograría la conectividad entre las áreas protegidas ya existentes, y se preservaría la funcionalidad de los corredores migratorios presentes en ellas. En la publicación de Wagner et al. 2021, mencionan que el momento de actuar para lograr la protección de estas dorsales es ahora, ya que estas no están sujetas a grandes explotaciones comerciales como la pesca o la minería, por lo tanto, su protección no afectaría a estas industrias.

REFERENCIAS

Wagner D., L. van der Meer, M. Gorny, et al. (2021) The Salas y Gómez and Nazca ridges: A review of the importance, opportunities and challenges for protecting a global biodiversity hotspot on the high seas. Marine Policy 126: 104377.

A continuación:

Tráfico marítimo amenaza ballenas azules en la Patagonia

Leer el artículo siguiente