30 de octubre, 2018

 

En Oceana vamos por el camino correcto de salvar los océanos y alimentar al mundo gracias a la visión, determinación y generosidad no menor de Bloomberg Philanthropies. En 2014, Oceana se hizo parte de la iniciativa Vibrant Oceans, lanzada con un compromiso inicial de $53 millones para proteger a los ecosistemas marinos en tres grandes países oceánicos -Brasil, Chile y Filipinas.

Y, por lo tanto, estamos más que contentos por los océanos y Oceana de que la fundación esté aumentando significativamente su compromiso para salvar los mares; han anunciado una inversión de $86 millones para expandirse hacia países que albergan geografías de coral prioritarias, naciones importantes en pesca o países en los que los peces son una gran fuente de alimento – o todas las anteriores. Producto de esto, el trabajo de Oceana en Brasil, Chile y Filipinas continuará siendo apoyado, y nuevas campañas en Perú y Estados Unidos serán incluidas como parte de la Fase II. Los esfuerzos globales de Oceana por combatir la pesca ilegal y aumentar la transparencia también son parte de la expansión. Y, Bloomberg está lanzando una nueva sociedad con OceanX, una iniciativa de Dalio Philanthropies, para aumentar la comprensión y protección del océano.

Confiamos, al igual que con la primera fase de este proyecto, que el resultado será tener mares más vibrantes y sanos. Como parte de la primera fase de este proyecto, Oceana ha obtenido victorias significantes. Hemos estado junto a los líderes de Chile mientras ese país se transformó en líder global de la conservación oceánica, prohibiendo la pesca de arrastre en 98% de su territorio y estableciendo enormes parques marinos. En Filipinas, hemos explorado y protegido el Benham Rise, un hábitat único con extensos arrecifes de coral y lleno de vida marina vibrante. Y en Brasil, hemos realizado una exitosa campaña para contar con nuevas políticas para el manejo de pesquerías y hemos ganado protecciones que prohibirán la destructiva pesca de arrastre en más de 13.000 kilómetros cuadrados de océano.

Sabemos que obtener victorias en cuanto a políticas en países clave puede marcar una verdadera diferencia en la salud del océano. Tal como señaló Michael Bloomberg en un comunicado de prensa anunciando el nuevo compromiso de su fundación, “Más de tres billones de personas dependen del océano para alimentarse y ganarse la vida. Eso significa que las amenazas a los ecosistemas marinos –como el cambio climático y la sobreexplotación—también amenazan vidas alrededor del mundo”. Si restauramos océanos vibrantes, el potencial es increíble: un plato marino sano a diario para más de un billón de personas. Los peces salvajes son una fuente de proteína sustentable, climáticamente inteligente, que puede ayudar a alimentar el futuro – pero sólo si implementamos políticas responsables ahora.

Oceana agradece a Bloomberg Philanthropies por su continuo compromiso, y esperamos trabajar con todos los socios de Vibrant Oceans para obtener muchas más victorias en nombre de los mares

A continuación:

Conociendo los recursos marinos de Chile: La Langosta de Juan Fernández

Leer el artículo siguiente