Pescadores de la comuna de La Higuera, en la región de Coquimbo, administran una de las áreas de manejo de locos más productivas del centro norte de Chile
©Oceana I Lucas Zañartu

Chile se caracteriza por tener una amplia variedad de recursos marinos, entre ellos los moluscos, que destacan por su amplia gama de especies y por tener presencia en los platos de los chilenos. Uno de los nombres que más destacan en esta categoría son los locos, pero ¿sabías que son carnívoros y que se alimentan de choritos? A continuación, te dejamos un completo informe de esta especie.

El loco (Concholepas concholepas) es un molusco bentónico (animal o planta que vive en contacto o dependencia del fondo del mar) de la familia Muricidae exclusivo de las aguas de Chile y Perú y su extracción se remonta a los primeros habitantes precolombinos radicados en las costas de ambos países. Se distribuye desde el norte de Callao en Perú hasta el Estrecho de Magallanes y se radica en fondos rocosos desde la zona intermareal hasta 50 metros de profundidad.

Es un caracol carnívoro que se alimenta principalmente durante las noches para evitar depredadores como el lobo marino y el chungungo. Su dieta la componen otros moluscos como choritos, piures, cholgas y picorocos; otras fuentes de su dieta son caracoles, gusanos y animales muertos. El loco cumple un rol trófico (de nutrición) clave en la comunidad que en que se encuentran, ya que regulan los números de las poblaciones con las especies que comparte el sustrato. A su vez, el loco es altamente depredado por las estrellas de mar, distintos tipos de jaibas y gaviotas.

El loco ha desarrollado un ciclo reproductivo preciso y progresivo que se caracteriza por una rápida recuperación sin una fase de descanso. La pata de burro (nombre con el que se le conoce en Perú) posee sexos separados y se reproduce por fecundación interna. En cada ciclo deposita hasta 9.000 huevos en cápsulas adheridas al sustrato, estos toman de 60 a 84 días en desarrollarse liberando pequeñas larvas al final del ciclo.

Pesquería del recurso

Hay registros de extracción de locos desde la época precolombina, pero desde la década del 1930 comenzó a mostrar valores crecientes. La pesca es llevada a cabo por el sector artesanal (buzos mariscadores) principalmente en las regiones de Coquimbo y de Los Lagos, siendo considerada una pesquería que se encuentra en régimen de plena explotación.

La extracción de loco tuvo su peak en la década de los 80 alcanzando las 24.640 toneladas, pero desde el 2004 se estabilizó en un rango 3000 a 3600 toneladas, a pesar de esto la legislación chilena permite su extracción únicamente desde Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERBs). Estas son áreas en donde se le asignan los derechos de explotación de recursos bentónicos a organizaciones de pescadores artesanales, siguiendo un plan de manejo que prioriza la conservación de las especies presentes, un ejemplo en Chile de estas áreas es La Higuera, en la región de Coquimbo.

El loco tiene una talla mínima de 10 cm y está en veda en áreas abiertas hasta el 2022. Los principales mercados de destino de este recurso son Taiwán, Japón, Singapur, Hong Kong, República Popular de China, Estados Unidos, Canadá, México y Malasia.

A continuación:

Comunidad de Juan Fernández es reconocida en Ecuador por modelo de explotación sustentable de recursos marinos

Leer el artículo siguiente