Tráfico marítimo amenaza ballenas azules en la Patagonia - Oceana Chile
Inicio / Blog / Tráfico marítimo amenaza ballenas azules en la Patagonia

febrero 3, 2021

Tráfico marítimo amenaza ballenas azules en la Patagonia

Topics: 

A lo largo de la costa de Chile se pueden observar ballenas en distintos puntos, especies que despiertan el interés y admiración de no solo científicos, sino que también del público general.

Uno de los puntos donde puedes observarlas en el país es en la Patagonia norte, específicamente en las cercanías de Chiloé, zona descrita como un sitio de alimentación para la ballena azul, al cual estos animales viajarían durante la temporada primavera/verano. Sin embargo, en este lugar también se presenta una serie de amenazas para estas ballenas, relacionadas principalmente con el tráfico marítimo de la zona y la amplia presencia de la industria acuícola en la zona (Figura 1).

                                                          

 

Figura 1. Presencia de concesiones acuícolas, tanto de mitílidos como de salmones y otras especies, en las cercanías de la Isla Grande de Chiloé.

Así, en el estudio de Bedriñana-Romano et al. (2021), recientemente publicado por Nature, se dedicaron a analizar, a través de información satelital, el uso de espacio y la preferencia de hábitat de ballenas azules en este lugar y los movimientos de las flotas que ahí operan, clasificadas como flota industrial, flota artesanal, flota de transporte y flota acuícola.

En primer lugar, observaron que las ballenas tienden a permanecer en zonas costeras de alta productividad primaria, mostrando un claro patrón de reducción de sus velocidades de desplazamiento en las cercanías de áreas altamente productivas durante la primavera.

Con respecto al tráfico marítimo en la zona observaron que los valores de densidad de embarcaciones más altos correspondieron a la flota acuícola, seguida por la flota artesanal, la flota de transporte, y por último la flota industrial. Asimismo, el mayor número de embarcaciones activas por día también correspondió a la flota acuícola, siendo posible que justamente esta flota corresponda a la principal causa de interacciones negativas entre ballenas y embarcaciones en este lugar de la Patagonia norte.

Por otro lado, los autores de este estudio mencionan que si bien, para todas las flotas se observó una alta probabilidad de interacción con ballenas azules, la flota artesanal mostró la mayor sobreposición con los patrones de distribución de ballenas. Sin embargo, al corresponder a pequeñas embarcaciones existe una baja posibilidad de que ocurran colisiones letales con ballenas. Por el contrario, la flota industrial, que presenta un bajo grado de sobreposición espacial con las ballenas, podría representar un mayor riesgo de colisiones letales debido a su gran tamaño.

Cabe mencionar que cuando el hábitat de las ballenas se sobrepone a un alto tráfico marítimo es probable que se observe un aumento en colisión de embarcaciones con estas especies, lo que se podría esperar en este caso. Por otro lado, la evidencia sugiere que los barcos motorizados provocan comportamientos de evasión por parte de estas especies y que afectan la comunicación entre individuos. Hace más de 40 años que se sabe que el ruido antropogénico afecta a los cetáceos, documentándose recientemente cambios en el comportamiento de ballenas azules, fin y jorobadas frente al ruido de embarcaciones.

Así, los resultados de este estudio demuestran la necesidad de definir áreas prioritarias para la conservación de esta especie, y que se establezcan regulaciones al tráfico marítimo, ya sean espaciales o temporales, en función de la presencia de ballenas en la zona. Situación que se puede repetir en otras partes de la Patagonia, debido a la amplia distribución de la industria acuícola, sino que también en otros lugares de alimentación para distintas especies de ballenas en los que hay un amplio tráfico marítimo.

Las ballenas son consideradas especies bandera en la conservación ya que, como fue mencionado anteriormente, despiertan interés y admiración por parte del público general, lo que les hace preocuparse por su protección, esto a la vez ayuda a impulsar e implementar iniciativas que protegen ecosistemas enteros que no solo son utilizados por las ballenas, sino que por un sinnúmero de otras especies.

REFERENCIAS

BEDRIÑANA-ROMANO L., R. HUCKE-GAETE, F.A. VIDDI, et al. (2021) Defining priority areas for blue whale conservation and investigating overlap with vessel traffic in Chilean Patagonia, using a fast-fitting movement model. Scientific Reports 11:2709

BUCKSTAFF KC (2004) Effects of watercraft noise on the acoustic behavior of bottlenose dolphins, Tursiops truncatus, in Sarasota Bay, Florida. Marine mammal science 20(4), 709-725

CASTELLOTE M, CW CLARK & MO LAMMERS (2012) Acoustic and behavioural changes by fin whales (Balaenoptera physalus) in response to shipping and airgun noise. Biological Conservation 147(1): 115-122

LAIST D. W., A.R. KNOWLTON, J.G. MEAD, et al. (2001). Collisions between ships and whales. Marine Mammal Science, 17(1), 35-75.

MELCÓN ML, AJ CUMMINS, SM KEROSKY, et al. (2012) Blue whales respond to anthropogenic noise. PLoS One 7(2) 32681

PAYNE R & D WEBB (1971) Orientation by means of long range acoustic signaling in baleen whales. Annals of the New York Academy of Sciences 188(1): 110-141

SOUSA-LIMA RS & CW CLARK (2008) Modeling the effect of boat traffic on the fluctuation of humpback whale singing activity in the Abrolhos National Marine Park, Brazil. Canadian Acoustics 36(1): 174-181

WEILGART LS (2007) A brief review of known effects of noise on marine mammals. International Journal of Comparative Psychology 20: 1

 

 

MOST RECENT

Up Next: